domingo, 22 de abril de 2012

Tomar Riesgos


   Reir es un riesgo para semejarse a un loco. Llorar es un riesgo para parecer un sentimental. Encontrar a otro es un riesgo para involucrarse. Exponer tus sentimientos es un riesgo para exponerte tu mismo. Dar tus ideas y tus sueños ante la multitud, es un riesgo para perderlos. Amar es un riesgo de no ser amado. Vivir es un riesgo de morir. Tratar implica el riesgo de fallar; pero el riesgo debe ser tomado, porque el peligro más grande de la vida es no arriesgar nada. La persona que no arriesga nada, no hace nada, no tiene nada, no es nada... Puede evitar sufrimiento y pena, pero simplemente no puede aprender, sentir, cambiar, crecer, amar y vivir.

   Encadenado a estas incertidumbres es un esclavo de sí mismo... ha perdido su libertad.

   Y solamente una persona que arriesga es libre.

~Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada